domingo, 20 de julio de 2014

El hijo de Neptuno - Reseña (Contiene Spoilers de libros anteriores)


Título: El hijo de Neptuno
Los héroes del Olimpo I
Autor: Rick Riordan
Año de publicación: 2012
Formato: ePub
Páginas: 372
Género: Ficción, Fantasía

“TRES AMIGOS. UNA MISIÓN DE LOCOS. Y UN ENEMIGO CON PODERES SOBREHUMANOS. ¿A qué juegan los dioses del Olimpo? Gea, la madre Tierra, está despertando a un ejército de monstruos para acabar con la humanidad... y ellos se entretienen mareando a los semidioses, los únicos que pueden derrotar sus perversos planes. Ahora han mandado a Percy al Campamento Júpiter casi sin recuerdos y con la inquietante sensación de que él, el griego, es el enemigo. Por suerte, contará con el apoyo de Hazel, una chica nacida hace más de ochenta años, y de Frank, un muchacho que todavía no sabe muy bien cuáles son sus poderes (ni si los tiene). Juntos deberán emprender una peligrosa expedición para liberar a Tánatos, el dios de la muerte, de las garras de un gigante...”




Esta reseña está un poco atrasada en su publicación porque es de un libro que leí hace bastante pero bueno, ´debo tener todas las reseñas de esta saga aquí en el blog o no sería mi blog.

Este libro es el segundo de la segunda saga de Riordan y tiene algo que amo demasiado, a Percy otra vez, en el libro anterior la historia se centraba en otros personajes y sólo mencionaban a Percy, como uno de mis personajes favoritos me hizo mucha falta por lo que me alegra que vuelva en El hijo de Neptuno (honestamente era algo de esperarse, no va a llamarse el hijo de Neptuno sin que salga Percy).

En esta nueva historia Percy llega a un campamento del que no tenía idea, su memoria ha desaparecido (culpa de mi diosa menos favorita) por lo que no recuerda  a su campamento ni todas las aventuras que ha tenido, pero sigue siendo el mismo Percy de siempre, un aventurero muy capaz y que al llegar a este nuevo lugar encaja rápidamente


En cuanto a los personajes tenemos a dos nuevos protagonistas en la historia cada uno con un gran secreto que poco a poco vamos a ir averiguando a medida que avanza la historia, por un lado tenemos a Hazel que admito que no ha logrado que me guste mucho como personaje pero que poco a poco ha logrado que crea que tiene mucho potencial, el otro personaje es Frank, siempre lo tuve en mente como un personaje medio gordito y blanco (y tan tierno como un oso panda aunque no estoy segura de por qué), aparte de eso es un chico con mucha inseguridad, algo no muy común en sus medios hermanos semidioses. Ambos tienen poderes que me gustaron mucho, en esta saga los mestizos me parece que presentan más habilidades a diferencia de la primera en la que Percy practicamente era maravilloso porque podía controlar el agua, ahora todos los protagonistas de la historia presentan al menos un poder súper útil para pelear. Aparte de presentar a estos nuevos personajes, Riordan nos trae dos que ya conocíamos, bueno uno que ya conocíamos y otro que ya había participado en la historia aunque no lo llegamos a conocer como tal.

De este libro me gusta que nos muestra las facciones romanas de los dioses que ya conocíamos como griegos, algunas de ellas son muy diferentes y algunos de ellos no tienen un facciones en las dos culturas, son sólo griegos o sólo romanos. Conocemos este nuevo campamento que aunque parece perfecto yo sigo prefiriendo nuestro viejo campamento mestizo que es más simple pero más acogedor. 

La historia en general está llena de muchas aventuras y también de algunos flashbacks de los personajes que nos ayudan a conocer más sobre cada uno de ellos y también sobre la nueva enemiga, Gea, la no tan dulce madre tierra. Es un libro que si han leído los anteriores seguramente van a disfrutar mucho y seguro les va a gustar el final, que va a ser el inicio de una nueva gran aventura.




Crítica 5/5